Salud para mejores amigos

by ME Microorganismos Efectivos   ·  1 año ago  
thumbnail

Los probióticos refuerzan y equilibran la flora intestinal de nuestra mascota de forma natural, esta es la base de una buena salud física y emocional.

La flora intestinal en la salud de nuestro amigo peludo

Nuestras mascotas tienen un gran número de microorganismos en el tracto gastrointestinal, superando en número a los de los humanos.
Estos microorganismos beneficiosos, a los que también llamamos flora intestinal, ayudan directamente al metabolismo, a la absorción de nutrientes, y a las funciones inmunológicas y protectoras de la mascota.
Estos microorganismos forman un ecosistema en el tracto digestivo que debe estar en equilibrio entre otros tipos de microorganismos.
Cualquier desequilibrio en la flora intestinal puede provocar desórdenes gastrointestinales, metabólicos, inmunitarios y síntomas de estrés (nerviosismo, picores, inquietud, pérdida de pelo, etc.)

Es mejor prevenir que curar.

Es nuestra responsabilidad aportar un cuidado adecuado
y una dieta nutricionalmente equilibrada a nuestras mascotas.

Los perros y gatos son carnívoros y originalmente tenían una dieta rica en proteínas

Hoy en día, las mascotas de áreas urbanas tienen dietas altas en carbohidratos debido al alimento que nosotros mismos les damos por comodidad o desconocimiento.
Esta dieta es poco adecuada y provoca cambios en la flora intestinal propia de nuestra mascota, dejándola más desprotegida y vulnerable a ciertas agresiones.
El tratamiento con antibióticos también puede desequilibrar la flora intestinal, ya que pueden reducir la población de bacterias beneficiosas e incrementar el número de microorganismos potencialmente dañinos.
También pueden existir otras causas de desequilibrio de la flora intestinal como medicación, estrés, ingesta de elementos no deseados, infecciones, enfermedades, etc.


Los probióticos son microorganismos que tienen un objetivo claro: mejorar la población de bacterias beneficiosas que se encuentran en el intestino.
Al crecer en el intestino y adherirse a la mucosa intestinal, evitan que otras bacterias dañinas se implanten y ejerzan sus funciones negativas, actuando como una barrera que evita la colonización del intestino por gérmenes patógenos.


Los probióticos administrados en cantidades adecuadas, previenen y tratan:

Trastornos intestinales:
Diarreas, indigestiones, gastroenteritis agudas y crónicas, gases en exceso, cambios de dieta, enfermedades inflamatorias del intestino,…
Mientras toman antibióticos:
Los antibióticos matan a los microorganismos causantes de la infección, pero también destruyen las bacterias que hay en el intestino sin distinguir las positivas de las nocivas.

Enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico:
Alergias, enfermedades autoinmunes, Leishmaniosis en perros, cáncer, dermatitis atópicas,…

…y mucho más:
• Modulación del sistema inmune.
• Incremento de crecimiento y desarrollo.
• Protección de infecciones por enteropatógenos.
• Tratamiento de síndrome de intestino irritable.
• Infecciones del tracto urogenital.
• Gastritis por Helicobacter.
• Infecciones parasitarias.
• Control de obesidad y sobrepeso.
• Ayuda en el mantenimiento de la tensión.

Complementar la nutrición de nuestras mascotas con probióticos es una forma natural de ayudar a mantener y promover la salud y bienestar óptimas del tracto gastrointestinal.
Los microorganismos probióticos producen compuestos antibacterianos naturales, estimulan el sistema inmune y mejoran la nutrición, entre otros.

“Los probióticos son microorganismos vivos que, administrados en
cantidades adecuadas, confieren un beneficio a la salud del que los toma.”
FAO (Food and Agriculture Organization) y OMS (Organización Mundial de la Salud), 2002